Se enturbia el proceso del Colegio Electoral

Se enturbia el proceso del Colegio Electoral

** Se impugna «antigüedad» a «Nito» Aceves y «Pillín» Rivera

** Este viernes reanudan trabajos, con aclaraciones o cambios

 

Apenas a dos días de la extenuante y estresante labor en los trabajos del Colegio Electoral de la FMCh, desapareció el «fair play» o juego limpio, como propuso el Ing. Leonardo Dávila Salinas, desde la aparición de las candidaturas -la del Lic. Edgar del Bosque Amador- y de acuerdo a las actas -exhibidas en la FMCh por el Secretario General del órgano federado-, como establece el estatuto, el representante del candidato de Coahuila, impugnó la inclusión de Andrés Eduardo Aceves Hernández y de Juan Francisco Rivera Rodríguez, en supuesto rechazo a la «antigüedad»  de ambos íconos de la charrería federada, basado en los documentos que expusieron para referir su identidad.

 

Es pertinente señalar que el representante del Lic. del Bosque estableció que se reconocieran a ambas planillas (dado que todos los integrantes son ampliamente reconocidos) y sean validadas para participar en el proceso electoral y que las omisiones se dejen sin efecto, en uso del sentido común, la transparencia y buena voluntad para efectuar esta labor, no se trata de una contienda, sino de elegir un Consejo Directivo para guía en el devenir de la FMCh y nada fuera de lo natural. Ello motivó una actitud poco cordial del representante del Ing. Dávila Salinas, al pretender incluso desconocer a representantes de CODEME Y CONADE, órganos rectores del deporte, explicando el Lic.Alfredo Velázquez Iñiguez, que la presencia de ambos personajes responde a la «vigilancia y garantía electoral», siempre en el respeto de las funciones de cada ente.

 

En este segundo caso -en que el Lic. Juan Luis Gómez Jardón solicitó identificación a los representantes-, Marco Antonio Olvera Becerril, Alfredo Velázquez Íñiguez (Codeme) y Jesús Antonio Solís Reynoso (de Conade), momento nada grato, pero se acreditaron, votaron y se quedaron, pero no le cuadraba la cosa, pues luego refutó el Estatuto de la FMCh, aduciendo que existen dos, uno en la página web de la federación y el que rige desde 2008 y que está protocolizado ante la Codeme, documento escrito con el que se llevó a cabo la elección de 2012. Parecía que la estrategia del día era rechazar todo o destruir fundamentes y explicaciones, en vez de hacer cordial el momento, se tornó estresante, ríspido, nada de lo que estableció el Ing. Dávila Salinas.

 

Un poco de lo que se ha dado, desde el lunes 11 en que el Presidente del Colegio Electoral, señor Esteban González Ortíz implementó el inició de los trabajos, con la presencia de los dos representantes de los candidatos -Ing. Leonardo Dávila Salinas y Lic. Edgar del Bosque Amador-, del Secretario General de la FMCh, quien aporta los elementos para fundamentar y reconocer derechos y obligaciones, asimismo la identidad de todos y cada uno de los actores en sufragios, integrantes de planillas y vigencia de asociaciones, con derecho al voto, según establece el Estatuto de la FMCh y que fue expuesto en manos de los interesados, señalando que será el documento protocolizado en Acta Notarial de 20 de agosto de 2008, el que se utilice en estricto apego a este Proceso Electoral.

 

Respecto a las impugnaciones hechas contra Andrés «Nito» Aceves y Francisco «Pillín» Rivera -personajes con más de 25 años de trayectoria deportiva y multipremiados-, el representante insistió en no acreditar la antigüedad de los mismos, por lo que se determinó que este viernes 15 de julio se han de subsanar las observaciones o en su caso las debidas sustituciones, esto claro, a criterio de los representantes, porque se dijo que lo primordial es avanzar, pero se están poniendo «piedras en el camino», con el ánimo de destruir, en vez de construir lo posible para un ambiente cordial, maduro, con sentido común, dado que es muy importante, elegir un Consejo Directivo, no disputar un título o trofeo con trascendencia mundial, elemental hacer transparente el proceso, pero no trivial.

 

Muy contrastante la actitud del Lic. Víctor Manuel López Vázquez, que conoce el proceso, el estatuto y las estrategias políticas del caso, es un personaje que maneja esto y más y en su momento aportó cordura, sapiencia y sentido común; todos estos elementos surgen de las actas de cada reunión de los interesados -permiten analizar-, ojalá que no se torne en rivalidad, sólo conocimiento, capacidad y actitud sobre la mesa, porque como quiera que sea, cuanto ahí ocurra es imagen de la institución y si alguien quiere dirigirla, deberá ser celoso de cuanto emane de todo esto, es por bien del órgano federado, no de persona  alguna por sus méritos o actitudes, lo impropio empañaría más de ocho décadas de trabajo, no es botín, es servicio el que se «disputa» y ofrece, en todo caso.

 

Ojalá que haya reflexión en todos y cada uno de los elementos reseñados que emanan de las actas, porque esto apenas comienza y por respeto a las personas, debe sostenerse el diálogo y negociaciones en un nivel moral y de transparencia, con altura, se trata de enaltecer a la institución, es cuestión de imaginar qué pensará la familia charra que rechacen a dos de sus íconos, que tienen derecho a pertenecer a una o varias asociaciones -el estatuto no señala lo contrario-, son deportistas de valía, reconocidos, la imagen de ellos se debe proteger, su personalidad y prestigio, sus derechos como personas no deben ser violentados bajo ningún motivo, aquí no existe «la libertad de expresión», sino el derecho que le asiste a cada quien.

 

Hasta ahora todo cuanto establece el Estatuto de la FMCh se ha cumplido, la exigencia que sea transparente y claro es prudente, pero no deben brincar las vallas, las impugnaciones si no tienen fundamento, son triviales, egoistas, no llevan a nada, menos cuando uno de los candidatos -el Ing. Dávila Salinas, amigo muy respetable-, pidió limpieza en campaña, la excelencia en el Proceso Electoral, de elogio será mostrar altura y ecuanimidad, el rechazo a nada conduce y negar a «Nito» y «Pillín» refiere eso, falta de respeto a dos hombres leales a la charrería, ejemplos y lo conducente, admitirlos, al igual que a los demás que tienen algún «pero», que bien se puede subsanar.

 

Todo ha fluido muy bien, ojalá que a partir de este viernes se retome el cauce y la altura política, de estrategia pensante y digna, la charrería no merece ser vilipendiada, denostada y menos negada, sólo por ganar un puesto, menos utilizando de peldaños a deportistas ejemplares; por el bien de toda esta gran familia, ánimo señores, al final ganará la charrería, la tradición y cultura, cuya historia es identidad nuestra y se remonta a muchos años, es orgullo de México en cualquier parte del orbe. A todos los firmantes -Ing. J. Arturo Marín A., Lic. Juan Luis Gómez Jardón, Lic, Sergio Cuevas, Lic. Víctor M. López Vázquez, Lic. Marco A. Olvera Becerril y Lic. Jesús A. Solís Reynoso, ¡Enhorabuena señores! (Texto y fotos: Agustín Gelista G.).

Los comentarios están cerrados.