Elegirán Mesa Directiva en Regionales de La Villa‏

Regionales de La Villa por grandeza y tradición

** La Catedral de la Charrería por nuevos derroteros

 

 

Dos planillas, por un lado el Ing. Eduardo Rodríguez Pavón y enfrente, Lic. Salvador de la Llata Mercado, ambos con un solo objetivo, recuperar la grandeza de Charros Regionales de La Villa, para lo que se han preparado ambos candidatos, no sólo en el afán de representar a su agrupación, sino implementar condiciones de trabajo, aunque el principio que manejan es la unidad, armonía e impulso a dicha institución para que a corto plazo recupere imagen y tradición, que por décadas les ha valido el reconocimiento como La Catedral de la Charrería.

 

Por un lado, el Lic. de la Llata indicó que busca la unificación de todos los socios de Regionales de la Villa, de ahí que su planilla invoque por la «Familia Regional», pues habla del respeto y armonía, además de unir esfuerzos para lograr proyectos reales, mediante consenso con los afiliados, sin imposiciones, por lo que se trata de manejar un compromiso entre amigos en la búsqueda de mejores derroteros en todos los ámbitos para su «Alma Mater», siempre destacados en lo deportivo, social y cultural.

 

Esta planilla del Lic. de la Llata está enfocada a abrirse camino con patrocinadores, mejoras a sus instalaciones y participación de toda la gran familia villista, dado que consideran se han extraviado valores como respeto, armonía y compromiso de todos por igual; hace tiempo que se han creado grupos y cada cual quiere «jalar» en lo que considera positivo, cuando lo más importante es estar unidos primero, luego darse a los demás en organización, planes y trabajo sin imposiciones, porque así, sólo existirá rivalidad sin motivos, desunión, displicencia, ausencia de familias, socios y amigos, un vacío como hasta ahora ha ocurrido.

 

De la Lata y su grupo de trabajo proponen unión -porque hace mucha falta-, trabajo conjunto, con planes que surjan de la mayoría y recuperar el prestigio y presencia en el ámbito deportivo, social y cultural, además de ser una organización importante, porque impulsa charros, jóvenes profesionistas; escaramuzas, damas charras que unen a las familias, son el vértice y núcleo familiar, a ellas quieren recuperar, luego el brillo y tradición de ser una de las pocas asociaciones que tienen actividad las 52 semanas del año a nivel nacional y capitalino, por excelencia.

 

En cuanto al trabajo, tienen planes que el próximo 14 de este mes definirán, apenas sean elegidos para dirigir a tan importante asociación, que es cofundadora de la FMCh, habiendo celebrado su 83 aniversario en el mes de noviembre, un lujo que pocas agrupaciones se pueden dar, ello merece atención, respeto, apoyo y participación de todos, sin acarreos de gente, menos imposiciones o trucos malintencionados, los principio que manejan, son honestidad y transparencia en favor de la Familia de Regionales de la Villa y el público que les favorece.

 

Por cuanto hace al Ing. Rodríguez Pavón, sus correligionarios han manifestado que tomarán las riendas para que haya continuidad a lo que ha realizado la actual directiva, además de efectuar trabajos como «techar la manga», pintar y renovar la imagen de la agrupación, buscarán la unidad de los socios, pero aún no existe convencimiento de sus seguidores, menos de una mayoría, porque la familia quedó en segundo término, cuando son ellos quienes conforman esa fuerza e impulso, pero quieren así ganar votos, posiblemente lo vean con buenos ojos los votantes, se verá en unos días.

 

Un punto interesante, que también buscarán patrocinadores y beneficios de aportación, es decir conformarse en una sociedad no lucrativa y mediante recepción de donativos, pues su plan es trabajar por dentro, quizá promover a los jóvenes para la integración de equipos, mediante eliminatorias -como antaño-, aunque se requiere de transparencia en lo financiero y lo social, pues se han extraviado muchas cosas, de tal manera que Regionales de La Villa carece de representantes en el Campeonato Nacional desde la década de los 80´s, que se organiza cada año, en entidades designadas.

 

El aspecto social y deportivo debiera ser prioridad, parece que también quedó en segundo plano, circunstancias que lo habrán de decidir los socios el próximo 14 de diciembre, en votación de todos los socios activos con derecho a sufragio -no pagados, para que den su voto-, ojalá que haya mucha participación, reflexión, organización madura, excepcional, que es lo que realmente requieren los Regionales de La Villa, que no lucren en beneficio propio, sino de todas las familias de los socios, retomando el valor de la mujer villista, ellas atraen a la familia, las escaramuzas al público y el buen nivel deportivo, a la gran afición conocedora y exigente, incluso extranjeros que gustan de nuestras tradiciones.

 

Por el bien de toda la familia villista, que unifiquen criterios, sean maduros, no se conviertan en politiquillos enmascarados, sino verdaderos baluartes de la charrería, de Regionales de La Villa, de sus ideas y proyectos, todos dignos, pero se requiere unión, respeto y armonía. No es sólo el slogan o motivo de campaña, sino una realidad que deben retomar, ellos lo saben, lo dicen, pero se lo ha guardado para mejor ocasión, lo que interesa es la foto, alzar la voz, reflectores, dominio, no una causa noble, la charrería se los reclama, ahora es buen momento…¡Que así sea..! (Redacción y fotos: Agustín Gelista G.).

Los comentarios están cerrados.