La Cala de Caballo

LA CALA DE CABALLO

Ahí va el charro bien sentado,

Sobre su cuaco alazán,

Los jueces están atentos,

Vamos a ver que le dan,

Baja el charro de su cuaco,

Para mostrarles el freno,

Ver que no exista trampa,

Y que obedezca a su dueño.

Se va al trote al partidero,

Ya lo vemos al galope,

Un galope bien marcado,

 Que no se parezca trote,

Se arranca del partidero,

 Va a toda velocidad,

Él quiere rayar su cuaco,

Y sentir felicidad,

Rayo en el cuadro su cuaco,

Y lo hizo en un piquete,

Que buena punta del cuaco,

Ya van sonriendo los jueces,

Ahora va a mostrar los lados,

Que trae su cabalgadura,

Quiere mostrar que trae rienda,

 Y que no es de boca dura,

Ahora se ha llegado el turno,

De mostrar los medios lados,

Y lo hace con gran lujo,

Al pintarlos bien marcados,

Ya nos mostrara su ceja,

Debe ser en línea recta,

y lo hará en un buen tramo,

Llegando hasta los cincuenta,

Llego a los cincuenta metros,

Y de eso  está consiente,

Ya va regresando al ruedo,

Y se le mira sonriente,

El tranco de su caballo,

Ni mondingo ni trotón,

Lleva en sus lomos un charro,

Que es puro corazón.

juan manuel macias m.

Los comentarios están cerrados.