¿DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO O FALTA DE COMUNICACIÓN?

 

Por Ramón González Barbet

ramongonzalezbarbet@hotmail.com

Tanto en México como en la Unión Americana, la Charrería como Deporte Organizado sigue en intensa actividad, siendo notorio el gran entusiasmo por parte de los participantes, familiares, amigos y la afición que acude a disfrutar de estos eventos, tal y como sucedió el pasado 14 de julio durante la inauguración oficial del “XXVIII Campeonato Nacional Infantil, Juvenil y de Escaramuzas 2021”, mejor conocido como “El Nacionalito”, que este año tiene como sede el Lienzo Charro “Rancho El Pitayo”, de la Ciudad de Querétaro, evento de corte binacional, ya que también incluye a fuerzas básicas de la Unión Americana.

Es bien sabido que se están respetando todas las medidas sanitarias que marca el Sector Salud contra la contingencia sanitaria, sobre todo en eventos masivos como es el caso, sin embargo, continúa existiendo el riesgo de contagios inesperados, ya que en México tenemos una situación complicada y peligrosa con el cruce de la cresta más alta de la tercera ola de contagios, con cifras alarmantes cada 24 horas, entorno por el cual, el pasado 10 de julio, por medio de un comunicado emitido por el Patronato de la Feria, se hizo oficial la cancelación de “La Feria de Lagos de Moreno, Jalisco 2021”, ya que prevén un alza de contagios con la llegada de visitantes nacionales y extranjeros.

Todo ésta crisis sanitaria que estamos viviendo es de tomarse muy en cuenta para cuidar el camino a Aguascalientes 2021, ya que hasta hoy día continúa sin existir una posición abierta, directa y contundente por parte del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Charrería (FMCH), ya que los meses que faltan para llegar al Campeonato Nacional, que será del 06 al 21 de noviembre, no se ven nada fáciles, por lo que se deben extremar las Medidas Sanitarias, sobre todo con el uso del cubrebocas, pues en los eventos que se han realizado hasta ahora, llámense oficiales o privados, es notorio el valemadrismo ante el COVID-19, pues ni el público espectador y ni los mismos competidores, hacen uso de esta herramienta tan necesaria.

Retomando el tema del Nacionalito, desde el día de la inauguración surgió una severa controversia en el sector femenil, haciéndolas sentir discriminadas, ya que ellas mismas se preguntaban por qué a las niñas no se les había asignado tiempo de reconocimiento de terreno, por lo que manifestaron su inconformidad al Órgano Rector y en las redes sociales, logrando que se les dieran 10 minutos en un horario de 5:00 a 7:00 de la mañana, lo cual, aparte de ser completamente insuficiente, me pregunto yo, ¿A qué hora se tendrán que levantar, si para estar a en el lienzo, requieren un mínimo de 2 horas para alistarse?, por otro lado, ellas argumentan que 10 minutos no son suficientes para ejecutar toda su rutina, pero además, también les ha causado incomodidad que en el cartel de promoción del Campeonato Infantil no se observa una sola niña, únicamente se ven niños charros, así que, en una carta que obra en mi poder, argumentan que se está incurriendo en actos de violencia de género y discriminación.

Desde luego estos sucesos no deberían existir, por tal motivo, el Presidente Nacional José Antonio Salcedo López, junto con la Coordinadora Nacional de Escaramuzas Melissa Vera Torres, explicaron que los motivos están basados en el recorte oficial de tiempos para el desarrollo del evento, a causa de la pandemia, situación por la cual se está consciente, pero para evitar malos entendidos, molestias y sobre todo mala reputación para el Órgano Rector, debieron hacer de manera previa un comunicado de prensa, explicando cómo y porque se verán obligados a tomar ciertas decisiones y medidas, aunque lo que sigue siendo cuestionable es lo de la ausencia de niñas charras  en los carteles de presentación, ahora lo que esperamos, es que la premiación sea equitativa para ambos géneros, demostrando con ello que a la mujer no se le deja en segundo término.

Los comentarios están cerrados.