CONVIVO DE FIN DE AÑO EN LA FMCH.

Exito en el trabajo, organización y deporte

** Agradable convivio directivo-administrativo en la FMCh

** Nuevos retos, con actitud, disposición y unidad: Dr. Pascual Islas

 

Relevante reunirse una vez más para cerrar filas, analizar y ubicar el éxito como un logro en el trabajo realizado, con la exigencia de organización y unidad, porque sólo en equipo se amalgaman talento, actitud y disposición, hasta cumplir la encomienda, motivo más para convivir en el seno de una familia, así es el estilo de vida de nuestra sociedad y somos parte de ella, por lo que directivos y administrativos tuvieron a bien compartir el pan y la sal en la FMCh, institución en la que se deja entusiasmo, dedicación, esfuerzo y la mejor disposición para sentirse bien en el compromiso realizado, así fue éste día en el Ex Palacio de Montserrart.

 

El torno a un ambiente de camaradería, amistad y alegría se vivió una experiencia más entre personas entregadas a ofrecer el servicio, apoyo y trabajo cotidiano a todos y cada uno de los afiliados al deporte a caballo -que es arte, tradición y cultura-, por ello al reflexionar qué y cómo se hizo, el recuento indica que bien, en tiempo y forma, por lo que se culmina con beneplácito un año más en todo eso que aún no ofrece la satisfacción plena, sólo el éxito de haber participado en la aportación de los elementos humanos, técnicos y pensantes para decir, «se cubrió bien éste ciclo, vamos por el que sigue con la mayor actitud y disposición, es un nuevo reto».

 

El sentir positivo, abierto, plural y tomado como reto, permitirá alcanzar las metas, que si se hizo bien o no, se verá en los resultados y respuesta de ésa gran familia charra, que desde su afiliación y Campeonatos Estatales se apoya en organización, reglas y trabajo de la Federación Mexicana de Charrareía, «su entidad», que implementa todo eso para cumplir los pasos, luego, en el transcurso del tiempo se detecta el ascenso en todos los niveles -organizativo, direccional y deportivo-, por ello el impulso ofrece el éxito en el Campeonato Nacional y los logros en Querétaro lo señalan indiscutiblemente, con Rancho San José y Hacienda de Triana, Jalisco.

 

No hay cabida para limitaciones, cada paso firme, serio y con entrega para apoyar a niños, niñas, damas charras y destacados competidores, que concluyen en una gran fiesta y algarabía, por cuanto se obtiene, primero fue Tamariz CyM, luego Tres Regalos y ahora Hacienda de Triana, Jalisco, quienes han dado lustre y enaltecieron la charrería -auténtico deporte nacional-, asimismo, Jalisco, en las nuevas generaciones, en la Olimpiada Nacional, los Charros Mayores, con Tres Potrillos, Charros del Pedregal y de Morelia, la encomienda aún termina, el reto es mayor para hacer historia y plasmarla en esta gran institución.

 

Muchos motivos, pero también el humano fue factor en «la celebración de un año más de trabajo», donde el el Consejo Directivo estuvo presente, con el Dr. Miguel Pascual Islas, Ing. Arturo Marín Alcántara, Lic. Edgar del Bosque Amador, Lic. Said Goldner González, Lic. Sergio Cuevas Alemán, Vicente Ransanz Arteaga, Ing. J. Antonio Garduño Velázquez, además, Guadalupe Zavala Martínez, Mayra García Moreno, Lupita Estrada, Jorge Pascual Islas, Gerardo y Martha Alcántara, Brenda, Toñita, Enrique Díaz Flores, Sebastián, Víctor, Lázaro, entre otros, con la responsabilidad direccional, promovieron momentos de entusiasmo, convivencia y amistad, además los consabidos regalos que alegraron más el corazón.

 

Una extraordinaria tarde, noche, donde se tejieron sentimientos, la unión, alegría, se degustaron ricos alimentos, música, algarabía, pero sobretodo, la interrelación humana, realidad que impulsa al ser a crecer día con día, ser bastión firme y plenitud en el aporte requerido, llámese trabajo, talento, organización, todo amalgamado, para en conjunto ser un ente único, expuesto a la crítica, la denostación y el juicio, sólo que al final se manifiesta el resultado que señala con un brillo muy especial ¡éxito!, pero aún queda más por hacer…

 

Mucho se podría decir, analizar y reflexionar, pero no es el momento, sino desear dicha, paz, armonía y felicidad a toda la gran familia charra, que participa con grandes anhelos y objetivos cumplidos… Que Dios les ilumine en su hogar, trabajo, su camino diario y en esos grandes proyectos dentro y fuera de este seno y que el año próximo les colme de cosas buenas, en su entorno, éxito en sus estatales, más declaratorias de Patrimonio Cultural Inmaterial, la Olimpiada Nacional, el Campeonato Nacional, sus proyectos de vida, que encuentren la Luz Divina que alumbre el sinuoso camino que todos andamos, con decisión, logros y satisfacción del deber cumplido… ¡Gracias a todos, felicidades hoy y siempre..! (Texto y fotos: Agustín Gelista García).

 

Los comentarios están cerrados.